Esta obra ha costado de 12.000 euros

El Ayuntamiento ha llevado a cabo la obra que ha hecho posible la reapertura del Juzgado de Paz para dar el servicio en su instalación de siempre. Esta obra que ha supuesto un coste de 12.000 euros ha consistido en el  arreglo  del pladur que fue dañado por el agua, pintado, reposición de puertas e instalación de un mostrado para  la atención al público, entre otras reparaciones.

Además, el pleno nombró hace pocas semanas al Juez de Paz y su suplente, José Alberto Pérez Caballero y María Fuensanta Gil Castejón.