Hoy Los Alcázares se ha visto perjudicado por dos posibles vertidos en una zona de la laguna perteneciente al municipio. El primero se trata de un vertido de agua que se ha detectado esta mañana en la Rambla de Pescadería. Desde el Servicio Municipal de Aguas cuya concesión es de la empresa Aqualia, se informa que la procedencia de esas aguas es a consecuencia de las lluvias caídas en los municipios limítrofes durante la jornada de ayer, lo que ha hecho que se recojan arrastres de agua procedentes de esos terrenos a través del canal de la Dorada, el cual desaloja por la mencionada rambla de pescadería al mar menor, en ningún caso procedente de la red de alcantarillado municipal.

Estas aguas, en condiciones normales deberían ser recogidas por el tanque de tormentas instalado en esta zona de pescadería, pero al encontrarse lleno de agua, y no estar en funcionamiento, lo que ocurre es que el depósito de dicha instalación está desbordando por sus arquetas las cuales no son estancas, hasta finalmente verter al MAR MENOR.

Los técnicos explican que,  “además, dicho tanque de tormentas no es una instalación perteneciente al Ayuntamiento del municipio y por lo tanto su mantenimiento no es competencia del servicio de aguas”.

Por otro lado, en relación con la información aparecida a través de redes sociales referente al vertido del efluente de la EDAR de Los Alcázares, y como continuación a las comunicaciones de la Entidad de Saneamiento y Depuración de Aguas Residuales de la Región de Murcia (ESAMUR) con el Ayuntamiento del municipio, en este sentido, dicha entidad explica que “con objeto de disipar cualquier duda existente, se informa que la EDAR de Los Alcázares no vierte el efluente de agua tratada al canal D-7, sino que el mismo se reutiliza para riego, almacenándose por tanto estos caudales en los embalses que las Comunidades de Regantes, como concesionarias autorizadas por la Confederación Hidrográfica del Segura, tienen junto a la EDAR”.

Asimismo,  ESAMUR, explica que “el efluente que se entrega a estas Comunidades de Regantes recibe, además del tratamiento biológico utilizado en este tipo de instalaciones, un tratamiento terciario de filtración y desinfección por luz UV, que permite con todas las garantías, su correcta reutilización en riego”.